sábado, 2 de enero de 2016

Huelva sufre "quimiofobia"

Huelva, 02.01.16.- El gerente de la Asociación de Industrias Químicas, Básicas y Energéticas (AIQBE) de Huelva, Rafael Romero, ha lamentado que un sector de la población onubense sufra “quimiofobia”, es decir, miedo irracional a las sustancias químicas. Sin embargo, ha recordado que las mismas son imprescindibles para muchas facetas, entre ellas la de la alimentación.

Lo ha dicho en el programa La Entrevista de Teleonuba, en el que ha resaltado la necesidad de intensificar la información al objeto de que la ciudadanía conozca aspectos de la actividad de las industrias pertenecientes al sector químico de Huelva que actualmente se desconocen, como el de la mejora medioambiental, al que el colectivo viene destinando una elevada inversión en los últimos años.

Romero -en la foto de abajo- ha explicado que el balance para las empresas pertenecientes a la AIQBE ha sido positivo en 2015, aunque espera que el recién estrenado 2016 “sea un poco mejor”.



También se ha referido a la posible reapertura de yacimientos mineros inactivos actualmente en la provincia, y ha destacado que esta sería una buena noticia a nivel medioambiental, ya que eliminaría los aportes ácidos que, actualmente, sin control debido al abandono de algunas minas, reciben los ríos Odiel y Tinto.

El gerente de la AIQBE se ha referido a la situación de las balsas de fosfoyesos y ha subrayado que Fertiberia, responsable de dichos residuos, “no ha cometido delito medioambiental alguno” y que se está a la espera de que haya resolución judicial para aplicar el tratamiento correspondiente a los mismos.

Con relación a los desagradables olores registrados en la capital onubense meses atrás, Romero recuerda que el próximo mes de febrero podría conocerse el informe que se realiza para determinar la procedencia de los mismos.

Preguntado sobre la presunta ocultación de datos de emisiones a la Junta de Andalucía por parte del grupo Ercross, el responsable de la AIQBE resume este asunto en un “error” por parte del trabajador que denunció el asunto.

El gerente de la citada asociación reitera sus esperanzas en que esta provincia acoja la llegada de nuevas empresas del sector. La Junta Directiva del citado colectivo aprobó en octubre la incorporación de CLH como nuevo miembro, una vez analizada la solicitud presentada por la compañía. De este modo, AIQBE pasa a tener 15 plantas de producción asociadas en los términos municipales de Huelva y Palos de la Frontera, pertenecientes a 14 empresas: Algry Química, Air Liquide, Atlantic Copper, BioOils, Cepsa Refinería La Rábida, Cepsa Química, CLH, Enagas, Ence, Endesa Generación, Electroquímica Onubense, Fertiberia, Gas Natural Fenosa y Repsol Butano. Juntas conforman el núcleo más significativo de la actividad industrial de la provincia y uno de los más importantes del país.

Dicho enclave industrial aporta empleo, entre directo, indirecto e inducido, a unas 10.000 personas.

2 comentarios:

José A Macías dijo...

Este personaje seguro que ni vive en Huelva. Haganse todos los defensores del polo una casita sobre las balsas de fosfoyesos, si no son nocivas como ustedes dicen no tienen nada que temer.

Cuando se le muera media familia por cáncer diga usted lo mismo sobre la quimiofobia.

Sí no hubiese polo químico seguramente se podría haber explotado esa parte de litoral para el turismo y seguramente esos 10000 puestos serían 40000.

Gonzalo Muñoz dijo...

A ver: 14 empresas emplean a 10.000 trabajadores, lo que supone una media de 715 obreros por empresas. ¿Seguro que hay tantos en cada una? ¿Son todos de Huelva? ¿Por que tenemos tanto paro en Huelva? ¡No lo entiendo! ¿Alguien me puede decir con exactitud cuantos puestos de tabajo se hubiesen creado con una buena programación turistica de todos los recursos de Huelva y su provincia?