domingo, 20 de marzo de 2011

El desnudo

Más de 2,5 millones de páginas vistas y más de 1,2 millones de visitas. Son los datos que refleja el medidor del tráfico de Candilerías que este mes llega a su quinto año de vida. Fue en marzo de 2006 cuando, fruto de un momento de aburrimiento, quien suscribe decidió crear este diario que se nutre de noticias y opiniones y que en todo momento trata de huir de invenciones, medias verdades y rumores interesados por parte de quienes se esconden o, en la minoría de los casos, dan la cara en otros sitios que deambulan por la red. Ciertamente, en el último lustro han surgido rincones cuya mediocridad salta a la vista, pero hay interesantes excepciones que conviene citar, por ejemplo los blogs de los compañeros Paloma Jara, César Recuero, Paco Muñoz, Elena Barrios o Raquel Rendón.
Candilerías alcanzó su record cuando, en 2007, se hizo eco de un hecho que dio la vuelta al mundo: el desnudo de la entonces concejal del PP en el Ayuntamiento de Lepe, María Dolores Jiménez, quien posó primero para la revista local Lepe Urbana y después para Interviú. En aquel momento, este blog registró cientos de miles de visitas procedentes de numerosos países. Los internautas, en algunos casos, utilizaban Candilerías para expresar su admiración por la edil desnuda, que dos años después dejaría la política local.
En estos cinco años, en que este blog ha sido actualizado casi a diario, han sido publicadas más de 3.650 entradas, en su mayoría con noticias de ámbito local o provincial. Y aunque a veces este servidor ha tenido la tentación de poner fín a esta aventura por falta de tiempo, vuestro apoyo, vuestras visitas, es lo que me anima a seguir como el primer día. Con la misma illusion. Con la mismas ganas. A todos, gracias.

7 comentarios:

luis dijo...

desde sevilla, felicidades

un antillano

Isleñoal100% dijo...

Echo de menos la 1ª etapa de Candilerías, con más comentarios, más mordaz, más polémico, más vivo, pero pese a todo, gracias por seguir informándonos!!!

Anónimo dijo...

saludos y gracias

Anónimo dijo...

Gracias por tenernos cerca de esa bendita tierra cuando por trabajo no podemos estar ahí.
Las entradas tienen una visión muy inteligente de las cosas.

Anónimo dijo...

el mejor blog de huelva

rosa

desde Pamplona con cariño...... dijo...

Hola Antonio. Recuerdo perfectamente como hace ya varios años y buscando puntos de referencia con Isla Cristina, descubrí en la red este blog. Desde entonces, no ha cambiado de nombre. Desde entonces y hasta ahora, he tenido la oportunidad, tanto de poder escribir siempre que he tenido la necesidad de hacerlo, hasta llegar a conocerte a ti personalmente en unos de mis viajes por esas tierras. Recuerdo perfectamente a infinidad de personas que frecuentemente participaban en tu blog. De muchos ya no recuerdo sus seudónimos pero si recuerdo especialmente a "un gallego". Un ayamontino que escribía desde Vigo y a Francisco, que escribía desde Zaragoza. Así como a la poetisa del Guadiana. Igualmente recuerdo el rifirafe que mantuvimos entre este que escribe y el Sr. Emilio Lechuga, concejal de Ayamonte. Fueros tiempos muy apasionantes. En estos momentos, aunque ya no participo escribiendo en tu blog, lo leo y lo sigo a diario así como otros muchos que circulan por la red desde Isla Cristina.
Enhorabuena Antonio por este 5 aniversario y animarte a que sigas manteniendo este blog que en muchos momentos llegó a ser el gran referente de la costa onubense y la gran ventana democrática por la que muchos diariamente nos asomábamos.
Un cordial saludo, Juan Carlos

A.S.C. dijo...

Hombre Juan Carlos!!, qué sorpresa leerte aquí, aunque me consta que visitas a diario el blog, eres uno de los amigos asiduos, lo cual me hace mucha ilusión.

Con muchos de los amigos que habitualmente comentaban las entradas mantengo el contacto, el 'gallego' sigue en Santiago, es un grandísimo periodista, y Francisco sigue en Zaragoza, con él me une el amor por la música, además de la amistad, claro.

Y había muchos seudónimos en los que se parapetaban internautas de los que, con el tiempo, acabas intuyendo su identidad.

En fín, que aquí seguimos. Un abrazo Juan Carlos.