miércoles, 15 de marzo de 2017

Huelva: Se queda sin operar cuando estaba en el quirófano por falta de camas en el Juan Ramón Jiménez

Huelva, 15.03.17.- Un onubense ha denunciado a través de las redes sociales que se ha quedado sin operación después de que, una vez preparado y en quirófano, el cirujano le dijera que se tenía que ir a casa porque no había camas en la UCI del hospital Juan Ramón Jiménez de la capital, según recoge además su informe de alta médica.
    El afectado, que se llama Carlos Tigre, tenía que someterse a una operación de espalda por una desviación de columna de nacimiento que le provoca fuertes dolores, hasta el punto de que le cuesta caminar y por la que llevaba esperando más de cinco meses, según ha contado a esta Redacción.
Carlos ha señalado que “estaba ya desnudo y esperando cuando me lo dijeron” y que se sintió “muy mal” por la forma en la que el médico se dirigió a él para darle la noticia. “Fue muy frío y me ha dolido mucho como me ha tratado”, explica Carlos que añade que “me dijo me vistiera y me mandó para casa”.

Tras esto, el onubense puso una reclamación y va a denunciar al hospital, a pesar de que el propio director le ha llamado personalmente para disculparse.

Carlos ingresó en el hospital el día 13 a las 18.00 horas de la tarde y tenía preparada la intervención a primera hora de este martes. Además, se queja de que, según le contaron, la operación no iba a ser finalmente como le informaron en un primer momento. “Me van a operar la columna entera, pero de abajo no porque si no puedo quedarme sin caminar dicen”.

Su vídeo, publicado en Facebook, se ha compartido ya más de un millón de veces y Carlos ha querido agradecer a sus vecinos y a todos los ciudadanos en general “las muestras de apoyo que me están dando”.



La respuesta del hospital


A este respecto, desde el hospital han querido “aclarar” que la operación ha sido suspendida “temporalmente” y que se está gestionando con el propio paciente una nueva fecha, lo más cercana posible, “de forma que pueda llevarse a cabo con las mayores garantías de seguridad, teniendo en cuenta que, si bien se trata de una intervención compleja, no tiene carácter urgente”.

Desde el hospital han señalado que al ser una intervención compleja, para “mayor seguridad del paciente” requieren de una cama disponible en la Unidad de Cuidados Intensivos, por si fuera necesario el ingreso. En esta ocasión y, según apuntan “de forma excepcional”, el ingreso de varios pacientes críticos en la UCI de forma urgente unas horas antes fue el motivó de que “no se encontrara disponible la cama reservada”.

En este sentido ha reiterado que el equipo médico, “atendiendo las indicaciones de seguridad del paciente”, decidió posponer la intervención por “prudencia” a una fecha posterior, “sobre todo teniendo en cuenta que la intervención suspendida tiene carácter programado y no es urgente”.

Además, han querido hacer hincapié en que “este tipo de incidentes no son, en ningún caso, frecuentes en el centro hospitalario”.

El hospital ha reiterado que “lamenta las molestias generadas al paciente” y así se lo ha trasladado personalmente este miércoles a través de su director, “con la firme intención de resolver cuanto antes esta situación, como sucede en los casos en los que se produce una suspensión quirúrgica”.