miércoles, 10 de febrero de 2016

La agresora de la médico en Ayamonte tiene tuberculosis y no fue diagnosticada hasta cinco meses después

Ayamonte, 10.02.16.- (Leída en HuelvaHOY) La agresora de una médico del Centro de Salud de Ayamonte padece tuberculosis en estado avanzado. Así lo ha denunciado la familia de la enferma, que asegura que la víctima es la paciente y no la facultativa. 
La enferma acudió en reiteradas ocasiones con fiebre al Centro de Salud, durante cinco meses, y al final le fue diagnosticada la tuberculosis. 

Su hermana, Elixabete Bandeira Merino, ha explicado que tres de los cuatro hijos, menores de edad, de la afectada y su pareja han dado positivo en tuberculosis latente. 

De igual modo, la enferma, que se encuentra anoréxica, tiene el pulmón izquierdo y parte del derecho afectados.

Por todo ello, la familia de la paciente cree que ésta ha podido ser víctima de un caso de presunta negligencia médica.

Así las cosas, la hermana de la paciente ha decidido iniciar una recogida de firmas en la plataforma www.change.org para denunciar esta situación.

“Mi hermana es la víctima después de que acudiera desde octubre y durante cinco meses al Centro de Salud y no le diagnosticasen la enfermedad hasta el final”, lamenta.

La agresora fue condenada a ocho meses de prisión por un juzgado de Ayamonte, aunque no lo cumplirá debido a que carece de antecedentes. 
 
Para condenar dicha agresión, profesionales del Centro de Salud de Ayamonte se concentraron la pasada semana, tal y como recoge la foto.

Los hechos se produjeron el pasado día 1 del mes en curso, a las 13,50 horas, cuando la condenada interrumpió en el despacho de la facultativa, vestida ésta con su bata blanca y perfectamente identificada como profesional del centro, gritando “irse de aquí si no os queréis contagiar de tuberculosis”, al tiempo que propinó un empujón recriminándole el diagnóstico que la misma había realizado sobre su enfermedad.

Desde el 1 de julio, el Código Penal, a través del artículo 550, ha introducido de forma expresa la extensión de la consideración del delito de atentado para los sanitarios y docentes en ejercicio de sus funciones y, que con independencia de si se produce una lesión o no, el mero acometimiento de forma violenta es constitutivo de delito y con pena de prisión.

En este caso, ha ejercido la acusación el Colegio de Médicos de Huelva, si bien el Servicio Andaluz de Salud (SAS) también ofreció sus servicios jurídicos a esta profesional, activando el protocolo de agresiones.
El proceso judicial ha sido muy rápido pues el juicio se celebró el pasado miércoles dictando el juez una sentencia de conformidad al aceptar los hechos la condenada.

No hay comentarios: